La batalla del 30 de marzo

La idea de Duarte y sus seguidores de que la República Dominicana se bastaba sola para defenderse de la horda haitiana sin necesidad de sacrificar parte de su territorio para obtener protección extranjera fue confirmada el 30 de marzo de 1844 en santiago de los caballeros.

A la cabeza de un ejercito de 10,000 hombres el general Pierrot se abalanzo contra santiago de los caballeros, en la cual no se encontraba el jefe de la plaza, General Ramon Mella, por haberse dirigido a san jose de las matas en compañia del general Pedro Ramon de Mena y del capitan Jose Desiderio Valverde con el proposito de reclutar tropas.

Se hizo cargo de la defensa el general Jose Maria Imbert, quien había sido el jefe independentista en Moca. En su apresurado plan de defensa, fortifico y acondiciono tres fuertes naturales que se bautizaron: Dios, Patria y Libertad.

A las 12 de la tarde del 30 de marzo de 1844, inicio Pierrot el ataque a Santiago. El general Imbert contaba con el asesoramiento del general Pelletier y del comandante Achille Michell. Así dirigidos, los dominicanos castigaron duramente a los invasores, los cuales a pesar de numerosas y resuelts acometidas no lograron penetrar en las fortificaciones defendidas por fuertes andanadas de artillería y cerradas descargas de fusil.

Las bajas haitianas eran tan considerables que el general Pierrot pidió una tregua para recoger muertos y heridos y para parlamentar con los dominicanos. El general Pelletier y varios oficiales dominicanos bajaron a entrevistarse con Pierrot, poniéndole en conocimiento que según un impreso proveniente de la junta gubernamental de Santo Domingo, el presidente Charles Herard había perecido en la batalla de Azua. Esto desperto en Pierrot la ambición de apoderarse del gobierno de Haiti y decidio retirarse del campo, abandonando pertrechos y heridos.

Cabe al general Imbert la gloria de este triunfo, ya que fue el quien organizo y unifico la defensa. Las batallas del 19 y 30 de marzo tienen algo en comun y que las destaca, esto es que a estas batallas se les otorgo el nombre de la fecha en que ocurrieron y no de el lugar.

6 comentarios en “La batalla del 30 de marzo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.