El primer dato curioso entre estos tres personajes de la historia dominicana es que los tres se revelaron ante el dominio español. Utilizaron las guerras de guerrillas y de una u otra forma en un momento determinado de su oposición fueron a dar a las extensas y peligrosas montañas de nuestro país, utilizándolas como medio de refugio a la persecución por parte del gobierno español.

El motivo de la oposición de así como la de fueron las injusticias cometidas en su contra y en contra de su pueblo al igual que Luperón que se opuso al gobierno español por el trato de estos hacia los dominicanos. Los tres lograron imponerse de una u otra forma contra los españoles. Enriquillo no los mataba pero los humillaba y liberaba a su pueblo, mataba a los españoles y Gregorio Luperón hacia lo propio, pero en un campo de batalla.

Los tres trascendieron en la historia dominicana por defender lo que más tarde se conocería como derechos humanos y a su pueblo sobre todo. Por no dejar mancillar su orgullo ya sea de dominicano, Taino o africano. Crecieron en una época turbia respectivamente en la cual se hicieron líderes de una masa oprimida y denigrada.

Los tres murieron defendiendo una causa que aun hoy muchos defienden pero, no con tanto fervor y solo son recordados cuando se habla de insurrección o traición y no cuando se habla de patriotismo, amor a su pueblo o la libertad de un pueblo, que ha sido humillado y engatusado muchas veces.